MEDIO AMBIENTE Fatima Catalán Iniesta

 COMPONENTES EN LOS QUE SE DIVIDE EL MEDIO AMBIENTE

 

El Medio Ambiente se divide en dos:

-El medio físico y natural: donde se desarrolla la vida: la atmósfera, el agua, el suelo y el paisaje.

-El medio humano: son los asentamientos y la forma que tiene el hombre de actuar sobre el entorno.

 

IMPACTOS SOBRE EL MEDIO AMBIENTE

 

Al verter un producto tóxico a un río, se quema un bosque o liberan a la atmósfera productos perjudiciales, la Tierra sufre una intoxicación. La actividad humana produce materiales y sustancias que dañan al Medio Ambiente.

 

LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

 

La contaminación atmosférica es uno de los grandes peligros de la sociedad atmosférica. 400 millones de vehículos, 200 millones de calefacciones, 500000 incendios forestales al año y las miles de fábricas o industrias que vierten residuos volátiles sin depurar o filtrar, son las causas más importantes del cambio de los niveles normales de la atmósfera. Este cambio conlleva a la aparición de la contaminación.

El Consejo de Europa en 1967 define la contaminación atmosférica como <<la presencia en el aire de una sustancia extraña o una variación significativa en la proporción de sus constituyentes, susceptible de provocar un efecto perjudicial o de crear una molestia, teniendo en cuenta los conocimientos del momento>>. Otros organismos la definen como <<la presencia en el aire de materias o formas de energía que impliquen riesgo, daño o molestia grave para la persona y los bienes de cualquier naturaleza>>.

 

TIPOS DE CONTAMINANTES

 

Los contaminantes  se pueden clasificar en naturales o artificiales según su origen.

 

-Los contaminantes naturales son los que existen de forma natural en el ambiente y el ser humano no los ha provocado. Al polen, las esporas de las plantas, las bacterias y hongos, resinas las tormentas de polvo e incluso la sal que proviene de las olas del mar al romperse, son contaminantes naturales. El más importante son las cenizas y gases que salen de una erupción volcánica.

 

-Los contaminantes artificiales los produce el ser humano con sus actividades. Se dividen en dos grupos: primarios y secundarios.

    -Los contaminantes primarios son los que vienen de forma directa de focos o fuentes primarias, como son las chimeneas industriales o los tubos de escape de los automóviles.

    -Los contaminantes secundarios se forman en la atmósfera tras reacciones químicas de los primeros. Para que estas reacciones químicas se produzcan necesitan la luz solar. Una vez que los contaminantes primarios absorben la luz solar se desencadena una serie de reacciones, que llevan a la formación de este otro grupo de contaminantes.

 

 

EFECTOS DE LA CONTAMINACIÓN

 

-La lluvia ácida:

Las actividades humanas como la combustión de petróleo y carbón o la fundición de minerales sulfurosos y, en mucha menor medida, los volcanes, liberan al aire azufre y nitrógeno en forma de óxidos. Una vez que estos óxidos llegan a la atmósfera, comienzan a reaccionar con el oxígeno del aire y con el vapor de agua. Tras una serie de reacciones químicas aparecen el ácido sulfúrico y el ácido nítrico. Éstos pueden seguir dos caminos distintos. Por un lado sedimentar simplemente hacía el suelo o, por otro lado, pueden incorporarse en el granizo, la niebla o la lluvia.

 

-Niebla fotoquímica:

La niebla fotoquímica se conoce por el término anglosajón smog fotoquímico. Esta niebla se visualiza en las grandes ciudades como una cúpula que a modo de halo se dispone sobre la ciudad Entre los smog fotoquímicos más importantes y conocidos se encuentran el de las ciudades de Atenas, Los Ángeles y México.

Las chimeneas industriales y domésticas liberan grandes cantidades de partículas, que pueden reaccionar entre sí o con componentes del aire. A causa de estas reacciones se forma una gran masa de partículas de polvo. Su alta concentración provoca una saturación en el aire. En ese momento comienzan a condensarse en la cúpula gaseosa del smog. La niebla sería el resultado de la condensación de las gotas de agua presentes en la atmósfera.

  

-El agujero de ozono:

EL ozono es una molécula de tres átomos de oxigeno que se forma en la estratosfera superior, a unos 30km de altitud, y forma una capa que rodea la Tierra. Es una capa de espesor muy reducido. Su función es vital para los organismos vivos, al protegerles de un tipo especial de radiaciones ultravioletas. Éstas son nocivas al dañar el material genético de los organismos. Un exceso de estas radiaciones puede causar cáncer de piel, inmunodeficiencia y cataratas. Esta capa fue relativamente constante, pero en 1985, en la Antártida se observó una enorme disminución en su concentración. A ese hecho se le denominó agujero de ozono al presentar un gran tamaño, similar al de los Estados Unidos. Pero este descenso no es local; los datos muestran que los niveles de ozono han disminuido un 5% en todas las latitudes Norte. Ciertos contaminantes naturales y artificiales son los responsables de la aparición del agujero de ozono. Interaccionan y destruyen todas las moléculas de ozono con las que entran en contacto.

 

-El efecto invernadero:

El efecto invernadero es un proceso natural que permite la vida en la Tierra. En las capas inferiores de la troposfera existen unos gases que permiten el paso de la luz visible procedente del Sol, pero impide que lleguen otro tipo de radiaciones. Cuando estas radiaciones llegan a la superficie de la Tierra dos terceras partes son absorbidas por las rocas, la otra parte se refleja y es devuelta al espacio. Cuando la Tierra se enfría, esa radiación absorbida se libera de nuevo hacía el exterior, pero en forma de radiación infrarroja o calor. En su camino de vuelta al espacio choca con la capa de gases de la troposfera inferior, y es devuelta hacia la superficie. De esta forma, se genera una especie de manta que calienta por debajo.

 

-Contaminación del agua:

Hay dos tipos de contaminantes del agua:

   -Los contaminantes artificiales son los responsables de la mayoría de las contaminaciones del agua. Son las aguas residuales urbanas, los vertidos industriales  y los vertidos rurales de los centros ganaderos agrícolas.

   -Los contaminantes naturales del agua. La intrusión marina: cuando los acuíferos del litoral no se rellenan tras una explotación o porque su fuente de suministro no aporta la suficiente cantidad de agua, entonces el agua salada del mar entra hacia esa zona. Se produce la salinización del agua subterránea.

 

-Las mareas negras:

Son derrames de petróleo en el mar. Esta contaminación va ligada con el transporte de los petróleos. Tormentas, averías, hundimientos, o colisiones con otros barcos o la costa provocan las mareas negra si se libera al petróleo. Los efectos de una marea negra apenas pueden ser cuantificados. Acaba con la vida de todo tipo de organismos y pone en peligro la existencia del ecosistema de esa zona. Tras la catástrofe, el tratamiento del vertido es complicado. Muchos productos químicos que se utilizan para la limpieza pueden producir daños adicionales al ecosistema de la zona.

 

-La contaminación de los suelos:

La contaminación del  suelo puede conducir a la pérdida total o parcial de su fertilidad. Si el suelo desaparece, el proceso de la formación de uno nuevo es muy lento, pueda cientos o miles de años. El suelo está en un continuo equilibrio de formación y destrucción. El ser humano lleva a cabo una serie de acciones que pueden desplazar este equilibrio hacia la destrucción. Estas acciones son la agricultura por sus sistemas de producción y fertilizantes, la erosión, la contaminación del agua, la lluvia ácida y la deforestación.

 

-La deforestación:

Es la eliminación total e irreversible de la vegetación de una zona. El carácter irreversible le diferencia de los incendios. Tras un incendio, y tras un tiempo variable, el bosque puede regenerarse. La deforestación supone el fin de la vida vegetal de esa zona. Es un fenómeno que realiza el ser humano con una finalidad concreta. Los objetivos de esta actividad, pueden ser: aumento del campo de cultivo para la agricultura, terrenos para la ganadería y obtención de madera para la construcción o con fines energéticos.

 

-El ruido:

Es en las ciudades una de las mayores molestias que sufre el ser humano.  Se define como ese sonido molesto que sucede en lugares y momentos no deseados.

 

-La radiación:

Constituye uno de los elementos más desconocidos en cuanto sus efectos sobre el ser humano. Se sabe que muchas radiaciones son agentes causantes de cánceres, pero el efecto de ciertos aparatos de la vida diaria se desconoce plenamente.

 

SOLUCIONES

 

 

No debemos tirar residuos a los ríos, mares, océanos y los demás ecosistemas. Hay que tener cuidada en los bosques de no tirar residuos, porque a partir de estos se pueden generar incendios, y luego deben pasar muchos años para que el suelo dañado se pueda regenerar.

Tenemos que reciclar tanto los residuos orgánicos, como el plástico, metal, cartón, papel, medicamentos… Porque para eso existen distintos tipos de contenedores.

Hay que utilizar las energías renovables, porque son las menos dañinas para el medio ambiente, porque provienen de el.

El papel hay que utilizarlo con conocimiento, debido a que para su elaboración es necesario la utilización de árboles, y si se abusa de su uso se lleva a cabo la deforestación.

Fátima catalán Iniesta.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: